Sanidades

I

Libérate del Miedo al Rechazo

Son miedos irracionales de que otros no te aceptarán como eres, cómo piensas o actúas.

Puedes tener un cuidado excesivo en velar tu comportamiento e interacciones con otras personas.

Te cuidas para no fallar y agradar.

Los sentimientos de rechazo son un estado mental que te hace incapaz de hacer o decir cualquier cosa por miedo a no ser aprobado por otras personas.

Las personas que sufren de la necesidad de ser aceptadas por todo el mundo tienen una gran dependencia al reconocimiento, o la afirmación para mantener sentimientos de adecuación personal.

Estos individuos están constantemente preocupados por las reacciones de los demás hacia ellos.

Si te preocupa mucho que los demás te acepten todo el tiempo puedes privarte de ser auténtico perdiendo tu propia identidad en el proceso.

Puedes imitar las maneras en las que otros actúan, visten, hablan, piensan, opinan, y funcionan con el fin de ganar aceptación.

Lo que otros dicen o piensan de ti determina cómo te sientes contigo mismo. Estás totalmente a merced de otras personas para sentirte de un modo u otro. La autosatisfacción y creencia en ti mismo está a merced de los demás.

Comportamiento típico de las personas que funcionan según el miedo al rechazo:

Son poco o nada asertivas.

No se expresan abiertamente ni dejan que los demás sepan cómo se sienten sobre algo, especialmente si sus opiniones son diferentes.

No tienen ni el valor ni la capacidad de ayudar a otras personas a desistir de comportamientos auto-destructivos, (por ejemplo, abuso de alcohol o drogas).

Les falta el valor para funcionar de modos diferentes a los de otras personas, incluso cuando no disfrutan del comportamiento en el cual están implicados.

Recurren a comportamientos pasivo/agresivos; es decir, una hostilidad disimulada que no permite ninguna comunicación abierta.

Mantienen sus sentimientos ocultos, de manera que es difícil para los demás relacionarse con ellos.

En privado expresan una gran cantidad de ira o depresión sobre lo desafortunada o infeliz que es su vida.

Aún así, cuando los ayudan a tener en cuenta alternativas que implican la confrontación con otros, toman la actitud de “sí, pero…”

Se sienten confusos en cuanto a su verdadera identidad, usando máscaras para complacer a otros.

Huyen de los demás y de los encuentros sociales, en los que no se sienten capaces de ser naturales.

Se obsesionan tanto con la necesidad de funcionar y actuar de la manera “prescrita” que llegan a ser rígidos, inflexibles, y cerrados a un comportamiento alternativo. Esto es así incluso si son infelices en el estilo de vida al que se atienen tan rígidamente.

Son deshonestos consigo mismos, lo cual se transfiere a sus relaciones con los demás, convirtiéndose en deshonestos también con ellos.

La persona que vive con miedo al rechazo termina por alejar a los propios amigos, familia y personas que se preocupan de ella.

Este alejamiento es visto como rechazo, y el círculo vicioso continúa con resultados negativos.

¡Libérate de los sentimientos de rechazo para ser feliz!

¡Ámate y acéptate como un ser único y especial!

Nota aclaratoria: Todos los artículos son tomados de diferentes fuentes, las cuales son editadas y ajustadas por la corporación

Hablar con el Señor

Uno de los aspectos más importantes del relacionamiento con las personas es la comunicación. La conversación es la fundamental fuente de la comunicación, esta conversación implica tanto hablar como escuchar pero muchas veces no manejamos muy bien ninguna de las

Leer más »
Scroll al inicio

Matrícula curso de Exégesis y Hermenéutica Literaria

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Atención a usuarios
Hola,
¿Necesitas ayuda?, escríbeme aquí