Sanidades

I

Hablar con el Señor

Uno de los aspectos más importantes del relacionamiento con las personas es la comunicación.

La conversación es la fundamental fuente de la comunicación, esta conversación implica tanto hablar como escuchar pero muchas veces no manejamos muy bien ninguna de las dos, regularmente por esta situación no hay conversación y por ende, como resultado, no comunicación.

Una de las relaciones más importantes para la persona humana es la comunicación con el Señor que por lo regular lo llamamos oración, terminando esta en un monólogo donde no hay obviamente comunicación.

Se ha dicho mucho de la importancia y el beneficio de la comunicación en las relaciones humanas. Este procesoayuda a las personas a expresar sus ideas, adquirir conocimiento, a desarrollar y expresar sus emociones, y establecer relaciones positivas y negativas.

Estar en contacto con lo que nos rodea y ser receptivos a lo que nos transmite es crucial para nuestro vivir cada día.

En nuestras vidas tan complicadas y ajetreadas, nada es más urgente y necesario que la comunicación interpersonal, pero contrariamente a lo anterior, la sociedad humana, ha querido substraerse a esta situación y mentirosamente cree que no es necesario estas relaciones para poderse realizar adecuadamente.

El ser humano creado a la imagen de su creador:

“Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” 

Génesis 1:27

“Y oyeron al Señor Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del Señor Dios entre los árboles del huerto. Y el Señor Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás? Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí.” 

Génesis 3:8-10

Este Dios creador, una de sus características esenciales y diferencial con los otros dioses, es su relacionamiento, basada en la comunicación, así mismo creó al ser humano, a imagen y semejanza de Él.

Notemos algo muy importante, Dios siguió buscando el relacionamiento con la humanidad, pero el ser humano en contra de su propia naturaleza interrumpió esta relación y le produjo terror conversar con su creador.

Donde el ser humano a partir de esta situación comenzó a crear dioses no comunicativos, sordos, mudos, ciegos, donde fue estableciendo la no comunicación para su existencia y desarrollo. Extendiendo esta situación a sus relaciones interpersonales con los otros seres humanos y con toda la creación.

Reestablecer esta relación con su creador la inició el mismo creador, porque Él sabía la importancia para la persona humana su comunicación para el desarrollo vital de dicha persona humana.

El Señor se ha valido de muchas formas de comunicación:

·         Revelación directa

·         Sueños

·         Visiones

·         Profetas

·         Circunstancias 

·         Espíritu Santo

·         El Señor Jesucristo

·         Su palabra escrita

“Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.”

Hebreos 1:1-2

Dios le ha dado un gran valor a su palabra y también le ha indicado a la humanidad 

“Lámpara es a mis pies tu palabra,

y luz para mi camino.” 

Salmos 119:105

“Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.” 

2 Timoteo 3:16-17

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Hebreos 4:12

“El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán.”

Lucas 21:33

El Señor no está callado, ni tampoco está sordo.

Siempre que se comunica con nosotros lo hace personalmente aunque estemos en grupo y de una manera que lo podamos escuchar y comprender.

Tiene un poder infinito para comunicarse con cada uno de nosotros, en donde estemos, en medio de nuestras circunstancias, pero recuerde, de una manera muy personal.

Cuando el Señor está hablando, recuerde, le está hablando a ¡Usted!

Hasta su palabra escrita es personal.

Siempre se relacionará con usted para el beneficio suyo.

Por eso es de vital importancia aprender a relacionarnos con este Dios:

Escucharlo, conocerlo, comprenderlo y obedecerlo.

“«Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces».” 

Jeremías 33:3

Meditación:

¿Usted conversa con el Señor?

¿O es un monólogo con usted mismo?

“Tened el mismo sentir unos con otros; no seáis altivos en vuestro pensar, sino condescendiendo con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.” 

Romanos 12:16

Nota aclaratoria: Todos los artículos son tomados de diferentes fuentes, las cuales son editadas y ajustadas por la corporación

Hablar con el Señor

Uno de los aspectos más importantes del relacionamiento con las personas es la comunicación. La conversación es la fundamental fuente de la comunicación, esta conversación implica tanto hablar como escuchar pero muchas veces no manejamos muy bien ninguna de las

Leer más »
Scroll al inicio

Matrícula curso de Exégesis y Hermenéutica Literaria

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Atención a usuarios
Hola,
¿Necesitas ayuda?, escríbeme aquí