Sanidades

I

El Amor del Señor

“Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?”

Romanos 8:35-37

La noción de “Amor verdadero” predomina en todas las culturas y generaciones.

Compramos tarjetas con mensajes poéticos, buscamos el regalo perfecto, planeamos citas con la ilusión de agradar a otras personas, no obstante, gran parte del tiempo, no nos sentimos amados.

Dolorosamente el pecado ha estropeado nuestra capacidad para procesar el amor, y menos aún el Amor del Señor.

Gracias a nuestro salvador Jesucristo, ¡¡¡ ha remediado este problema !!!, al liberarnos del poder del pecado y proveernos una naturaleza nueva, podemos entender, recibir y dar “Amor verdadero”.

“y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado.”

Romanos 5:5

“El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.”

1 Juan 4:8

“En esto se manifestó el amor de Dios en nosotros: en que Dios ha enviado a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de Él.”

1 Juan 4:9

Características del Amor

·         Incondicional

Tiene en cuenta, quienes somos “es personal”, de donde somos, no le afecta nuestros errores, lo que le interesa es podernos expresar su Amor.

·         Absoluto

No oscila, ni varía, no se acaba, siempre procura lo mejor, incluyendo la disciplina.

Entender lo mucho que somos amados y aceptar el Amor del Señor hacia nosotros, nos libera, sana para poder empezar a sentir y expresar Amor.

“Respondiendo el Rey, les dirá: «En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis».”

Mateo 25:40

“En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.”

Juan 13:35

Muchos de nosotros cantamos y repetimos “yo tengo un amigo que me ama: Jesús”, pero ninguno de nosotros tiene un conocimiento de la altura, la profundidad y la anchura de este Amor y de esta amistad.

·         Él se ha comprometido a amarlo y ser su amigo de por vida, mucho más allá de lo terrenal y temporal: Es eterno.

·         Jamás le abandonará, ni defraudará, ni le mentirá.

·         En todo tiempo está disponible, no se esconderá.

·         Él renueva su Amor y misericordia cada mañana, es decir todos los días, todo el día, incluyendo la noche.

·         Siempre nos escuchará y responderá.

“Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a su clamor.”

Salmos 34:15

“Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra los que hacen el mal.”

1 Pedro 3:12

“Nadie tiene un amor mayor que este: que uno dé su vida por sus amigos.”

Juan 15:13

“No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.”

Juan 14:18

“enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”

Mateo 28:20

“El hombre de muchos amigos se arruina,

pero hay amigo más unido que un hermano.”

Proverbios 18:24

“No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros.”

Juan 14:1-3

“Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy. Y si diera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me aprovecha. El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero si hay dones de profecía, se acabarán; si hay lenguas, cesarán; si hay conocimiento, se acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; pero cuando venga lo perfecto, lo incompleto se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño. Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”

1 Corintios 13

Nota aclaratoria: Todos los artículos son tomados de diferentes fuentes, las cuales son editadas y ajustadas por la corporación

Hablar con el Señor

Uno de los aspectos más importantes del relacionamiento con las personas es la comunicación. La conversación es la fundamental fuente de la comunicación, esta conversación implica tanto hablar como escuchar pero muchas veces no manejamos muy bien ninguna de las

Leer más »
Scroll al inicio

Matrícula curso de Exégesis y Hermenéutica Literaria

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Atención a usuarios
Hola,
¿Necesitas ayuda?, escríbeme aquí