Artículos de interés

I

¿De qué habla La Biblia?

“[…] Esto hace más seguro el mensaje de los profetas, el cual con toda razón toman ustedes en cuenta. Pues ese mensaje es como una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que el día amanezca y la estrella de la mañana salga para alumbrarles el corazón. Pero ante todo tengan esto presente: que ninguna profecía de la Escritura (La Biblia) es algo que uno pueda interpretar según el propio parecer, porque los profetas nunca hablaron por iniciativa humana; al contrario, eran hombres que hablaban de parte de Dios, dirigidos por el Espíritu Santo.”

(2 Pedro 1:19-21)

También,

“[…] Jesús hizo muchas otras señales milagrosas delante de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengan vida por medio de él.”

(Juan 20:30-31)

Luego les dijo: —Lo que me ha pasado es aquello que les anuncié cuando estaba todavía con ustedes: que había de cumplirse todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los libros de los profetas y en los salmos.”

(Lucas 24:44)

Lo que el Espíritu Santo, autor de La Biblia, está diciendo con estas palabras escritas, es que desde Génesis hasta Apocalipsis el mensaje central es el Señor Jesucristo, para que cada persona creyendo (fe) en este Jesús, Dios que se hizo hombre y habitó en la tierra, murió en la cruz para pagar los pecados (desobedecer a Dios) de cada persona, fue sepultado y resucitó para dar salvación, vida y vida eterna.

Además, el autor nos dice que esta vida no se obtiene por obras ni comportamientos

“[…] pues por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es esto algo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don (regalo) de Dios. No es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede gloriarse de nada; pues es Dios quien nos ha hecho; él nos ha creado en Cristo Jesús para que hagamos buenas obras, siguiendo el camino que él nos había preparado de antemano.”

(Efesios 2:8-10)

Esto lo afirma en Lucas 2:8-11

“Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas. De pronto se les apareció un ángel del Señor, y la gloria del Señor brilló alrededor de ellos; y tuvieron mucho miedo. Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia (evangelio de Dios), que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías (Cristo), el Señor (Jesús el Cristo).”

Es así como le rogamos a usted que está leyendo esta columna, reconcíliese con Dios por medio del Señor Jesucristo. Y “Jesús le contestó:—Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre.” (Juan 14:6) 

¡Hasta una próxima ocasión para un nuevo aprendizaje!

Hablar con el Señor

Uno de los aspectos más importantes del relacionamiento con las personas es la comunicación. La conversación es la fundamental fuente

Leer más »
Scroll al inicio

Matrícula curso de Exégesis y Hermenéutica Literaria

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Atención a usuarios
Hola,
¿Necesitas ayuda?, escríbeme aquí